Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/theme.php on line 623
Sin categoría : Wishful thinking

De Wishful Thinking a Tecnolomía


Esta vez sí que tengo una buena excusa para no haberme pasado por aquí desde marzo: justo a finales de ese mes empecé a escribir en ELPAÍS.com Tecnolomía, un blog sobre tecnología e Internet desde el punto de vista del negocio. Actualidad, análisis, tendencias, quién gana, quién pierde y, sobre todo, por qué nos debe importar.

En realidad, un Wishful Thinking supervitaminado y mineralizado… y con más frecuencia, claro.

Lo de mantener dos blogs a la vez no es mi fuerte así que dejaré de pasar por aquí una temporada. Pero si les gustaba leer pensamientos ilusorios de vez en cuando, quedan invitados a la reencarnación, Tecnolomía, en la sección de tecnología de la web de EL PAÍS.

Aquí su página de Facebook y servidor, como siempre, en Twitter.

Bienvenidos.




Telefónica: una decisión valiente y tres incógnitas

La reorganización anunciada hoy por Telefónica es lo más parecido a un terremoto corporativo.

Es una decisión drástica e inesperada, pero también valiente. Muy valiente. Lo comenté hace tres horas y lo digo ahora: creo que es un paso acertado.

Telefónica no atraviesa su mejor momento financiero ni estratégico. Pocas operadoras pueden decir lo contrario. Pero tampoco su situación es desesperada, en absoluto. Una compañía conservadora hubiera esperado un tiempo, aplicado maquillaje aquí y allá, observado a sus competidores. Telefónica sin embargo da un paso preventivo y cambia de rumbo cuando aún tiene el viento a favor. Algo tan lógico como esto, reaccionar a tiempo, es de admirar. Que nos lo pregunten, sin ir más lejos, a los medios de comunicación. Sólo se equivoca quien arriesga.

Los detalles de los cambios los podéis leer aquí y aquí, entre otros muchos sitios. Así es cómo quedará la nueva cúpula directiva. Y más opiniones y análisis aquí y aquí. La clave: la operadora se organizará en torno a cuatro grandes áreas: dos geográficas (Europa y Latinoamérica), y dos funcionales (Telefónica Digital y Recursos Globales). Una estructura innovadora para una teleco.

No sé qué dirán los análisis mañana, pero yo veo tres grandes dudas a primera vista:

- ¿Un operador global sin presencia en EE.UU y Asia? Julio Linares por lo visto reconocía hoy en Santander que la dualidad Europa-Latam le encaja. Lo siento, pero un operador global, como le gusta llamarse a Telefónica, no puede permitirse ignorar US ni Asia. La nueva reorganización pide a gritos alguna señal clara de que estos mercados le importan. Una apuesta estratégica.

- Telefónica Digital con sede en Londres: mala noticia para España. Tiene todo el sentido del mundo enviar esta unidad a Londres, es el mejor puente entre US y Asia, pero se mire por donde se mire son malas noticias para España. Sabemos que tecnológicamente a nuestro país le falta un par de hervores, pero que ni la propia operadora apueste por Madrid o BCN como sede, no ayuda a encauzar este país.

- Telefónica Digital: cajón de sastre. Sí, me repito con lo de Digital, pero es la unidad fundamental a largo plazo. Me encanta la idea de sede en Londres (con la salvedad anterior) y sedes regionales en España, Silicon Valley, Asia y Brasil, al más puro estilo “Labs” de Intel, HP, IBM o Microsoft. Pero echo en falta un hilo conductor a Digital. Parece el baúl al que se arroja todo aquello con lo que no se sabe muy bien qué hacer, el cajón de lo “no tradicional”, a ver si algo germina, dentro Jajah, Tuenti, I+D, cloud… Suena bien, pero ¿qué hacemos con ello? Supongo que la estrategia global de qué es Digital y adónde va llegará pronto. De momento se queda en promesa.

Los fotógrafos se mudan al móvil

“Me compré un iPhone en 2009, probé la cámara y pensé: ‘es una basura‘. Luego me di cuenta de mi error. Es otro concepto”.

Así explica el fotógrafo Jordi V. Pou qué significa para él esto de la fotografía en el móvil. Una vuelta a las Polaroids. Un apuntar, enfocar, disparar y compartir. Un segundo, una imagen.

Él fue el organizador de una de las primeras exposiciones en España de fotografía móvil. Este fenómeno, a mitad de camino entre lo cotidiano, el arte y la redes sociales, cobra fuerza. En mayo hubo otros dos certámenes de este tipo en Madrid, en salas, en sitios físicos, pero a cada segundo surgen miles improvisados en Instagram, Color o Path.

Escribí más sobre el tema en este artículo publicado hoy, sobre el micromundo de Pou, el reto de un día y una foto de Torrelló o las instanténas de Afganistán de David Guttenfelder. Ahora todos llevamos un fotógrafo en el bolsillo.

Por cierto, ahí va un vídeo interesante en el que se habla más de este tema, de la convergencia entre móviles y cámaras, y de un nuevo aparatito que han creado llamado “Red Pop

Fotos: Jordi V. Pou

PayPal se pasa al ‘offline’: lanza su propia tarjeta de crédito

La foto de al lado la publiqué ayer en Twitter. Es la tarjeta de crédito que PayPal acaba de lanzar en España. Nos la presentaron ayer a un grupo reducido de periodistas y hoy la han anunciado oficialmente.

En los tiempos digitales que corren es chocante ver a una compañía de pagos online atreverse con una tarjeta de plástico.

El movimiento lo dieron en EE UU y Reino Unido hace un par de años y en Francia e Italia el diciembre pasado. Ahora le toca a España.

La tarjeta, en colaboración con Visa y Cetelem (BNP Paribas), devuelve al titular un 1% de las compras en tiendas físicas y un 2% si el pago se realiza en Internet con la cuenta asociada de PayPal.

Es gratuita pero se tiene que utilizar al menos cinco veces al año para evitar una comisión anual de 18 euros. Envía un SMS cada vez que se realiza una compra y permite retirar fondos en cualquier cajero y país. Nada del otro mundo salvo por las devoluciones, que no están mal.

Pero bueno, al grano: ¿para qué necesita PayPal una tarjeta? Ellos dicen que para fidelizar a sus clientes actuales y extenderse al mundo offline. Yo creo que en realidad buscan llamar la atención de ese gran porcentaje de consumidores que todavía no se fía de los pagos en Internet si no es tarjeta de crédito en mano. Es decir, asociar la imagen online de PayPal a la de seguridad offline de Visa, Mastercard y compañía. Ya ven, nadie está contento con lo que tiene .

Desde PayPal dicen que lo ven como algo “de nicho”, que solo aspiran a que un porcentaje pequeño de sus clientes, tal vez un 5%, como muchísimo, la utilice. Esto no es EE UU. Allí las carteras son como acordeones repletos de seis o siete tarjetas de crédito. En Europa no llegamos ni a tres.

No le acabo de ver el sentido, pero quien sabe, igual tienen información privilegiada sobre que Jack Dorsey se va a traer su juguetito a Europa. Lo que sí que es cierto es que a PayPal no le va nada mal. Otra cosa son sus líos políticos y justicieros que, seguro, le habrán costado más de un cliente.

En España tiene 1,4 millones de cuentas activas y gestionó 400 millones de euros en transacciones en el 2010, un 51% más respecto al 2009. En todo el mundo suma 94 millones de cuentas y gestiona un 18% de las transacciones mundiales de comercio electrónico. Buenas cifras, pero no esperen ver a Assange con un plástico de estos en el bolsillo. Ni en otro sitio. Ejem.

“Los contenidos siempre han sido mal negocio en Internet”

Seguro que más de uno de los cinco mil y pico periodistas en paro en España se ha preguntado lo mismo alguna vez: ¿me lo puedo montar por mi cuenta? Algunos ya tendrán proyectos en mente, ideas para nuevos medios, o micro-medios, o medios personales… póngale el nombre que quiera.

Eso es lo de menos porque, como siempre, una pregunta lleva a otra: ¿quién paga la fiesta? ¿Hay algún inversor dispuesto a financiar el nacimiento de nuevos medios de comunicación en papel, en online… en lo que sea? La historia reciente no trae buenos recuerdos.

Para conocer qué piensa un inversor de verdad, de los serios, charlé con Luis Martín Cabiedes (@luiso) sobre el tema… esta semana va de entrevistas.

Creo que sobran las presentaciones, pero por si acaso: Cabiedes pertenece a la familia propietaria de Europa Press, de la que es consejero, y además es uno de los inversores independientes más reconocidos en el sector de Internet en España. Ole, Privalia, Rockola, Bubok o Trovit fueron/son algunas de sus start-ups participadas.

Pregunta: ¿Invertirías en un nuevo medio de comunicación?
Respuesta: La respuesta honesta es no. Y la razón es simple: los contenidos todavía no han encontrado un modelo de negocio en Internet. Más de 15 años de historia demuestran que los contenidos siempre han sido mal negocio en Internet y para que un inversor ponga dinero primero hay que convencerle de que hay un modelo de negocio detrás.

Dicho esto, sí creo que hay lugar para periodistas-emprendedores. Hay lugar para publicaciones online especializadas que pueden convertirse en un buen negocio personal o una empresa viable para 3-4 personas. Son lo que llamamos proyectos viables pero no invertibles, es decir, no son escalables ni hay posibilidad de venta.

P. ¿Por qué no?

R. El inversor profesional busca empresas que lleguen a facturar 10 o 12 millones de euros en tres o cuatro años. Un proyecto de contenidos online no tiene este perfil. Además, un inversor no va a comprar algo que no sepa a quién vender. Hoy en día los que deberían comprar estos proyectos, los medios tradicionales, no lo hacen porque lo están pasando fatal.

P. Nadie está dispuesto a pagar por noticias en Internet. El camino parece que no va por ahí, ¿no?
R. Cuando alguien paga por un newspaper, no paga por las news, paga por el paper. Por las noticias no se ha pagado nunca, siempre se ha pagado por el soporte, no por el contenido. Igual pasa con la industria discográfica, que se pagaba por el disco, no por la música. Internet no es un soporte nuevo, es la desaparición del soporte, y si desaparece el soporte ya no puedes cobrar por lo mismo que vendías antes. El problema es que la publicidad online tiene un límite, no lo puede sustentar todo.

P. ¿Qué funcionaría entonces en Internet: combinar contenido de calidad, análisis, con nuevas plataformas tipo tablets, móviles…?

R. No creo que la respuesta esté en las nuevas plataformas. Hay muy poco contenido de pago en el iPhone o en el iPad, ahí se ha impuesto otra vez el modelo de Internet del todo gratis. Como consumidores somos felices, esto es un festín; como empresa, es un reto. Quién está perdiendo dinero son los medios de comunicación.

P. ¿Qué consejos le darías a un periodista-emprendedor que quiera montar un proyecto?

R. La mala noticia es para las empresas de medios, no para los periodistas. Igual que el problema de la música lo tienen las discográficas, no los músicos. Los periodistas, como los músicos, tendrán que ir haciendo bolos. Pero no lo digo en sentido peyorativo, hay buenas oportunidades ahí. No va haber empresas de medios de comunicación en las que trabajar o será muy difícil. Por eso lo mejor es que encuentren su nicho, busquen su público, se hagan fuertes ahí, creen contenidos que la gente quiera leer, que es de lo que siempre se ha tratado, y que no sean más de 4-5 en plantilla. Igual que una banda de música.

P. Y los grandes medios tradicionales, ¿podrán vivir de Internet en el futuro?

R. Ningún medio, sea una tele, un periódico, volverá a ganar lo que ganaba antes. Se les ha acabado. Y nunca el negocio online les va a proporcionar más allá del 10% de la publicidad que tenía en el modelo antiguo. No da. Es inocente pensar que con Internet y el iPad vas a salvar el barco. Tienen que buscar nuevos modelos.

Foto: SeedRocket

* Este post ha sido publicado también en el blog de BCNMediaLab, a raíz del evento sobre periodistas-emprendedores que celebramos el próximo 21 de diciembre. Te puedes apuntar gratis aquí.

Next Page →