Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/theme.php on line 623
PayPal : Wishful thinking

Nuevo jefe en Yahoo para reinventarse


Culebrón a la vista en Yahoo. La “compañía antes conocida como buscador” acaba de fichar a un nuevo jefe, Scott Thompson, hasta ahora CEO de PayPal (eBay).

Del affaire Carol Bartz ya ni nos acordábamos. El Consejo de Yahoo la despidió por teléfono en septiembre y propuso un plan mágico para reflotar la compañía.

Primero, buscar nuevo patrón, claro. Luego, vender sus participaciones en Asia (Alibaba, Yahoo Japón) y más tarde, quién sabe, negociar una posible venta. Otra. Todas las opciones siguen abiertas.

Ese sigue siendo justo el problema. ¿Qué es exactamente Yahoo? ¿A qué se ha dedicado estos tres o cuatro últimos años en los que sus ingresos han caído un 12%? ¿Es una empresa de contenidos, de publicidad online, un buscador, una red social de información…?

En realidad es un poco de todo y nada. Su diferenciación ha quedado diluida entre el dominio de Google y el aplastante crecimiento de las redes sociales. Recuerda un poco a Microsoft en los smartphones, ahogado entre Android y iOS.

Tuve la oportunidad de entrevistar a Scott Thompson en dos ocasiones. Primero para este artículo y más tarde en 2010 durante la conferencia de desarrolladores de PayPal en San Francisco. En ninguna de las dos me pareció un visionario de Internet, más bien un tecnólogo reconvertido a gestor de lujo, calculadora y hoja de resultados en mano.

Y le ha funcionado. En sus seis años en PayPal (tres como jefe de tecnología y tres como CEO), la compañía ha pasado de start-up a convertirse en un estándar de pago en la Red y en la mayor fuente de ingresos de una eBay venida a menos.

PayPal y Yahoo, sin embargo, no tienen nada que ver y, como bien apuntan algunos, Thompson no tiene experiencia ni en publicidad online, ni en buscadores, ni en contenidos, la “esencia” de Yahoo, aunque sí conoce de refilón el mundo del móvil.

Visto lo visto, el nombramiento de Thompson suena más a comienzo del fin que a renacimiento de Yahoo, a un intento de poner un poco de innovación aquí y un par de nuevos productos allá para vestir bien a la novia de cara a la venta, algo que debería haber ocurrido hace mucho tiempo.

El “no” de Jerry Yang a los 47.500 millones de dólares que ofreció Microsoft debe seguir escociendo. Ya se sabe cómo son los accionistas, donde esté una jugosa venta que se quite un incierto plan de subirse a las barbas de Google.




PayPal se pasa al ‘offline’: lanza su propia tarjeta de crédito

La foto de al lado la publiqué ayer en Twitter. Es la tarjeta de crédito que PayPal acaba de lanzar en España. Nos la presentaron ayer a un grupo reducido de periodistas y hoy la han anunciado oficialmente.

En los tiempos digitales que corren es chocante ver a una compañía de pagos online atreverse con una tarjeta de plástico.

El movimiento lo dieron en EE UU y Reino Unido hace un par de años y en Francia e Italia el diciembre pasado. Ahora le toca a España.

La tarjeta, en colaboración con Visa y Cetelem (BNP Paribas), devuelve al titular un 1% de las compras en tiendas físicas y un 2% si el pago se realiza en Internet con la cuenta asociada de PayPal.

Es gratuita pero se tiene que utilizar al menos cinco veces al año para evitar una comisión anual de 18 euros. Envía un SMS cada vez que se realiza una compra y permite retirar fondos en cualquier cajero y país. Nada del otro mundo salvo por las devoluciones, que no están mal.

Pero bueno, al grano: ¿para qué necesita PayPal una tarjeta? Ellos dicen que para fidelizar a sus clientes actuales y extenderse al mundo offline. Yo creo que en realidad buscan llamar la atención de ese gran porcentaje de consumidores que todavía no se fía de los pagos en Internet si no es tarjeta de crédito en mano. Es decir, asociar la imagen online de PayPal a la de seguridad offline de Visa, Mastercard y compañía. Ya ven, nadie está contento con lo que tiene .

Desde PayPal dicen que lo ven como algo “de nicho”, que solo aspiran a que un porcentaje pequeño de sus clientes, tal vez un 5%, como muchísimo, la utilice. Esto no es EE UU. Allí las carteras son como acordeones repletos de seis o siete tarjetas de crédito. En Europa no llegamos ni a tres.

No le acabo de ver el sentido, pero quien sabe, igual tienen información privilegiada sobre que Jack Dorsey se va a traer su juguetito a Europa. Lo que sí que es cierto es que a PayPal no le va nada mal. Otra cosa son sus líos políticos y justicieros que, seguro, le habrán costado más de un cliente.

En España tiene 1,4 millones de cuentas activas y gestionó 400 millones de euros en transacciones en el 2010, un 51% más respecto al 2009. En todo el mundo suma 94 millones de cuentas y gestiona un 18% de las transacciones mundiales de comercio electrónico. Buenas cifras, pero no esperen ver a Assange con un plástico de estos en el bolsillo. Ni en otro sitio. Ejem.