Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 472

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 487

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 494

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-settings.php on line 530

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/cache.php on line 103

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/query.php on line 21

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /usr/home/angelmendez.es/web/wp-includes/theme.php on line 623
privacy : Wishful thinking

Eric Schmidt: “No espiamos los contenidos de Gmail”

Interesante la entrevista de Charlie Rose a Eric Schmidt, Chairman y CEO de Google, el pasado viernes. Casi una hora en la que hablan de decenas de temas, desde los comienzos de la compañía a su asalto del mercado del móvil.

La entrevista completa la podéis ver aquí. En este extracto, Rose pone a Schmidt en un curioso aprieto al preguntarle por lo que ahora parece preocuparnos a todos: la privacidad. “¿Ustedes podrían espiar en mi cuenta de Gmail… lo hacen? ¿Podemos fiarnos de Google?

El doble rasero de Facebook: la mafia hace amigos

Gestionar una red social con casi 200 millones de usuarios únicos en el mundo no es fácil.

Pero Facebook debería dar un buen repaso a su política de gestión de contenidos que puedan atentar contra principios éticos básicos.

Recientemente, los responsables de la red decidieron eliminar fotos de madres amamantando a sus hijos por considerar que podían ser obscenas. No es la primera vez.

Lo llevan haciendo de forma aleatoria desde el 2007, cuando eliminaron una foto de este tipo colgada por una madre llamada Kelli Roman. Perpleja por la decisión, Roman decidió crear el grupo “Hey, Facebook, breastfeeding is not obscene!“. Ya tiene 114.300 miembros que protestan por una decisión tan retrógrada como absurda.

Hoy me entero que simpatizantes de la mafia italiana mantienen grupos en Facebook en apoyo de tipos como Bernardo Provenzano, ex-jefe de la Costa Nostra, arrestado en el 2006 en una granja de Sicilia. Algunos de sus “fans” piden, por ejemplo, la inmediata beatificación del que fuera el delincuente más buscado de Italia.

También hay grupos de fans de Salvatore Riina, anterior capo de la Cosa Nostra, arrestado en 1993 en Palermo. Algunos incluso utilizan Facebook para desearle Feliz Navidad.

¿Cómo puede ser esto posible? ¿Cuándo va a tener Facebook una política ética definida e implementada de forma coherente?

Plaxo se sigue equivocando

Los problemas de privacidad con Plaxo no son nuevos. De hecho, estuvieron a punto de causar la desaparición de la compañía de un plumazo.

Fue en el 2006, cuando su CEO, Ben Golub (en la foto), se vio forzado a publicar una carta de disculpa por haber enviado spam constantemente a sus suscriptores.

“Para todos aquellos que odiaban las alertas de Plaxo, recibían spam, o fueron perjudicados por el servicio, pedimos perdón”, escribió.

La disculpa para muchos llegó tarde, mal y nunca. Durante meses, el deporte diario en los blogs de EE UU había sido criticar a Plaxo por su pésima política de privacidad.

Visité a Ben Golub hace unos meses en un viaje a San Francisco. El cuartel general de Plaxo, perdido en una esquina remota de Mountain View, es una especie de sótano sin luz natural. Un buen símbolo para el momento que atravesaba la compañía… Todavía no se había anunciado la compra de Comcast.

Pregunté a Ben por sus famosos problemas de privacidad. “Tenemos mejor reputación de la que teníamos antes”. “Sufrimos por ser los primeros en experimentar en la red social. Las redes sociales están haciendo ahora cosas mucho peores de las que hicimos en su momento y no reciben el mismo tratamiento”. Cierto… en parte.

Me dí de alta en Plaxo hace meses. Me borré poco después. No acababa de verle el sentido al servicio, un solape entre una red social profesional, un add-on al email, una agenda de contactos social…

¿Qué quiere ser Plaxo? Los rápidos movimientos del mercado les han dejado en tierra de nadie. Y la compra por parte de Comcast, después del ruido inicial, no parece haberla sacado de su indefinición.

Lo peor de todo, es que sigue atentando contra la privacidad. Después de darme de baja del servicio, sigo recibiendo emails (spam) sobre actualizaciones de mi red de contactos. Cada vez que recibía uno, iba a la letra pequeña, al final del texto, ahí donde siempre pone “si no deseas recibir más emails, haz click aquí”. Y lo hice. Y nada. Siguen apareciendo. Es como una pesadilla que te persigue. Lo curioso es que ahora ya no tienen ni letra pequeña al final, no hay forma de escapar

Recientemente conocí el caso de un amigo que le pasaba algo parecido, pero con su foto. Cada vez que recibía un email suyo, veía su cara tamaño carnet en la esquina superior derecha del mensaje. Se dio de baja de Plaxo, borró cualquier resto de sus datos. Y nada. La foto seguía apareciendo como un fantasma.

Miedo me da de la identidad online única, OpenID y similares…